Cómo escoger las gafas de sol adecuadas

Cómo escoger las gafas de sol adecuadas

Cómo escoger las gafas de sol adecuadas

Las gafas de sol han dejado atrás el fin para el que se habían fabricado. Ya eso de protegernos del sol no nos importa tanto y buscamos más unas gafas actuales, que sean vistosas y que nos queden como un guante.

Muchos tenemos más de 20 gafas de sol en casa y cada una de un estilo diferente. Haga sol o no, la claridad molesta (claro, claro) y las gafas son un complemento básico del día. No sólo eso, sino que también ocultan nuestros ojos cuando no los tenemos precisamente visibles y necesitamos tenerlos escondidos.

La elección de las gafas es algo que tenemos que hacer nosotros mismos, por mucho que nos recomiende un especialista o una encargada de tienda, seremos nosotros los que demos el visto bueno. Hoy traemos algunos consejos para que, cuando vayáis a adquirir unas nuevas gafas de sol, vayáis más a tiro hecho y no estéis mirando ochocientos modelos.

Si el rostro es cuadrado, la mayoría de las veces las facciones están mucho más definidas. Escoger unas gafas con moldura redondeada suavizará las facciones de la cara y, escoger una montura fina, también será mucho más acertado.

Si por el contrario la cara es redonda, deberemos escoger monturas rectangulares o cuadradas que den más simetría al rostro. Monturas más amplias por la parte superior darán un extra de forma a la redondez de la cara.

La nariz también es algo a tener en cuenta. Si tu nariz es algo más grande de lo normal, no escojas monturas pequeñas, deben ir acorde al tamaño de la nariz. Si escoges una montura demasiado pequeña, puede llegar a engrandecer el tamaño de esta. Las patas de las gafas van acorde al tamaño de la nariz, es decir, nariz grande equivaldrá a unas patillas de gafas de sol grandes, y nariz pequeña a patillas pequeñas.

De todos modos, siempre debemos probar varios modelos y asegurarnos de que es la adecuada la que vayamos a comprar. La protección contra los rayos ultravioleta es un aspecto muy importante, ya que la carencia de este sistema puede dañar nuestra vista.

Sin Comentarios

Deja tu comentario