Depilar las cejas de un hombre

Depilar las cejas de un hombre

 

Depilar las cejas de un hombre

 

Desde que llegó la metrosexualidad al mundo los hombres cada vez se cuidan más. Una de las cosas que más acostumbran los hombres de hoy en día a hacer es depilarse. Muchos creen que la falta de vello es más higiénica y que realza la piel y los músculos del hombre.

Ir por ahí con las cejas despeinadas no es algo que se lleve y aunque muchos se exceden cuando se depilan esta parte de la cara, un repaso moderado nunca está de más. La forma de las cejas pueden cambiar la apariencia de un hombre y, si consultamos a un esteticista o a un peluquero, seguro que sabrá dar con la forma de las cejas que más nos convenga.

El proceso de depilarse las cejas puede llegar a ser doloroso, aunque no es un dolor demasiado fuerte. A parte de ser un tratamiento barato, normalmente con depilarlas una vez al mes o cada dos meses será suficiente. Si nos retocamos en casa nosotros mismos podremos prolongar las visitas al especialista, aunque podríamos tirar por tierra la forma de nuestras cejas. Depilarlas demasiado, quedando casi tan finas como un hilo, restarán masculinidad y harán que la cara parezca más femenina.

Lo más a tener en cuenta a la hora de cuidar nuestras cejas es el entrecejo. El entrecejo es la parte que separa una ceja de otra y, aunque no nos depilemos las cejas, esta parte sí que deberá ser despoblada o parecerá que tenemos una única ceja.

Sin Comentarios

Deja tu comentario