Cómo blanquear los dientes de forma natural

Cómo blanquear los dientes de forma natural

Cómo blanquear los dientes de forma natural

Nuestros dientes son uno de los atractivos que tenemos en nuestra cara y no basta con tenerlos alineados o del tamaño perfecto, la blancura también es un tema indispensable a la hora de sonreír.

Las cosas que ensucian y amarillean los dientes están a diario a nuestro alcance: el tipo de comidas que tomamos, no cepillarnos los dientes bien o las veces que se necesita o el tabaco son algunas de las más frecuentes. A nadie le gusta sonreír y que sus dientes destaquen por su color amarillo, al contrario, el color que deben tener los dientes es blanco, no un blanco perla, vale, pero sí un blanco aunque sea apagado, amarillo jamás. Los dientes amarillos simbolizan mala salud o dicen de nosotros que no somos cuidadosos con nuestra imagen y nuestra higiene. A pesar de que muchos creen que cepillarse los dientes justo después de comer es la mejor opción, no es del todo correcto. Aunque esto ayudará a evitar que se formen caries, no estaremos dando el tiempo necesario a nuestro esmalte para que se recupere.

Algunos rituales que podemos hacer en nuestra casa de forma sencilla y rápida permitirán que nuestros dientes vuelvan a tener brillo y un color más blanco y sano:

  • Frotar una cáscara de plátano por la parte blanca (la de dentro) una vez al día sobre nuestros dientes y de forma delicada durante dos o tres minutos, no hace falta hacernos daño y también dejará un bonito color en nuestra dentadura.
  • Mezclar en un vaso agua con dos cucharadas de agua oxigenada y, con ayuda de un algodón, frotar la solución en nuestros dientes con delicadeza.
  • El ácido salicílico no dañará nuestro esmalte y en pocos días notaremos el cambio de color en nuestra dentadura.
  • El bicarbonato es el producto más utilizado para blanquear los dientes. Bastará con mezclar en un vaso con agua una cucharada de bicarbonato y mojando el cepillo de dientes, cepillarnos.

Otros consejos que podemos daros son:

  1. Dejar de fumar
  2. Disminuir el consumo de café y té
  3. Cepillar a diario los dientes
  4. Usar hilo dental
  5. Cepillarse los dientes suavemente

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario