Depilación con cera para hombres

Una de las técnicas más comunes de depilación es hacerlo con cera caliente. Es evidente que los hombres suelen mostrarse más reacio para este tipo de depilación, pero si valoramos la relación entre su eficacia y la rentabilidad que nos puede ofrecer, es una de las técnicas más importantes.

Cabe destacar que este método no es conveniente para aquellos que sufren insuficiencia venosa o varices puesto que el calor dilata los vasos sanguíneos, de ahí que se esté promocionando el uso de ceras frías que efectúa la misma función pero sin calentamiento previo.

Para que la depilación con cera sea eficiente recomienda que el vello tenga un largo determinado aunque esto tampoco es problema debido a que existen productos que eliminan vellos muy cortos.

Entre los beneficios de la depilación con cera destaca su efecto exfoliante pues un dato peculiar es que células muertas de la superficie de la piel; asimismo, la depilación por cera arranca los vellos desde la raíz crece más fino y débil y eso hace que en las próximas depilaciones se sienta menos dolor.

Es importante tener en cuenta el precio reducido de la cera, sobre todo si lo comparamos con la fotodepilación, quizá el método que ahora mismo se ha convertido en uno de los más populares entre todos aquellos que desean acabar con el vello. Sin embargo, para aplicar el tratamiento de fotodepilación es necesario acudir a un centro especializado, o en su defecto comprar alguna de las máquinas para uso deoméstico, algo que en muchos casos podría llegar a ser peligroso, pues un uso indebido puede dañar nuestra piel. Si optamos por el centro de estética el precio de cada sesión, evidentemente, será mucho más elevado, además de necesitar por lo menos cuatro sesiones para beneficiarse de sus efectos.

Los resultados de depilación con cera son los más duraderos y la piel se mantiene perfecta entre 3 y 4 semanas.

Hacerlo te toma cerca de 30 minutos para zonas grandes, lo único que hay que hacer es calentar la cera, y se extiende por la zona a depilar arrancándola a contrapelo cuando esté seca.

Tan sólo deberemos recordar que una vez aplicada esta técnica depilatoria nuestra piel puede quedar bastante sensible, sería bueno que no tomáramos el sol durante unos días y que evitemos exponer la zona en cuestión a demasiados roces, quizá utilizando ropa demasiado ajustada, que podría irritar aún más toda la región del cuerpo que acabamos de depilar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *