La papada. Tres ejercicios para combatirla

Muchos hombres sienten complejo por su papada. Esa prolongación del cuello que no está en su sitio y que a más de uno le resulta imposible de eliminar incluso bajando de peso. Pues bien, hoy vamos a ver tres simples ejercicios que, como todo en la vida, darán resultado si los practicamos a diario y los introducimos en nuestras rutinas. Estos ejercicios podemos hacerlo una, dos o tres veces al día si tenemos tiempo, y así, nos aseguraremos de estar haciéndolo bien.

Cabeza arriba, cabeza abajo. Sentados en una silla, estiraremos el cuello hasta atrás, asegurándonos de mirar el techo y con la boca cerrada, y luego bajaremos y así durante 20 repeticiones. Es importante tener la espalda recta y no os preocupéis, al principio os molestará la zona de la espalda y el cuello.

Vocales. Uno de los métodos que yo más practico es el de exagerar las vocales. Consiste en, de forma exagerada, mover la boca como si pronunciásemos las vocales, cuanto más abramos la boca mejor. También, si sois asiduos a hacer deporte escuchando música, cantar las canciones con este método nos hará trabajar la papada y lo pómulos.

El chicle. El chicle sin azúcar es uno de los grandes aliados de la salud bucal (fabrica saliva que ayuda a que las bacterias no se depositen,etc.) y también es un ejercicio perfecto que podemos realizar en cualquier sitio y lugar para luchar contra la papada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.